¿El Fanservice puede ser bueno?

El tan llamado ‘fanservice’ parece ser uno de los tópicos más rechazados en el anime actual en especial cuando se trata de Ecchi, al menos por el fandom occidental, sin embargo creo que se comete una equivocación al referirse a este y a las series de esta índole.

Fanservice es una palabra que literalmente significa servicio al fan, por lo tanto el término tiene un significado más grande del que a veces le damos.

Entre muchos tipos de fanservice existe el fanservice de Franquicia que más que nada se dedica a hacer referencias de una franquicia ya establecida, aunque este se puede disfrutar sin pertenecer al nicho al que se está intentando apuntar está claro que los fans más ávidos tendrán una mejor experiencia.

Pero el tema más controversial del fanservice es el de tipo Ecchi, un género del anime dedicado a mostrar escenas con desnudos parciales y/o situaciones eróticas, Ecchi es la pronunciación de la H en Hentai, de ahí su significado.

 

Sin embargo incluso creo que la satanización del género Ecchi ha sido llevada al extremo, ya que el que un anime sea de este género no lo hace automáticamente malo como muchas personas pueden pensar, si bien no es de mis géneros favoritos y también aborrezco de muchas de las series de este género, creo que hay algunas que pueden ser rescatadas del abismo siempre y cuando atiendan ciertos criterios que creo que son esenciales para el disfrute de estos animes.

 

Lo más importante a mi parecer es que el anime integre el ecchi a su historia.

Pensemos en un anime como una carretera en la que vamos manejando hacia nuestro destino, es decir el desenlace de la serie, cuando una serie logra adaptar el Ecchi a la historia podemos manejar tranquilamente hacia el desenlace sin ser interrumpidos.

En cambio, si una historia deja de avanzar para mostrar una escena Ecchi significa que nosotros tenemos que hacer paradas constantes de la trama principal simplemente para ver pechos o personajes en situaciones incómodamente eróticas que no agregan nada a la historia.

Si el anime cumple este cometido lo hace sentir entretenido en vez de incómodo, mi principal desentendimiento con este subgénero es cuando la historia trata de excusar sus escenas eróticas con una historia mediocre de fantasía con espadas y un protagonista de harem que en la vida real ya hubiera sido arrestado por acoso sexual, interrumpe la ya de por sí mala historia de acción que podría ser disfrutable con porno de la más baja calidad, en cambio si el anime quiere apostar por el fanservice en general entonces es mejor que su historia se acople precisamente a eso.

Keijo centra su trama en un deporte de chicas que tienen que luchar con sus senos y traseros por lo que las escenas fanserviceras están justificadas, porque es el punto de la historia.

Golden Boy, una serie de OVA’s de los 90’s cuenta la historia de un joven que recorre Japón en su bicicleta, de trabajo en trabajo va aprendiendo acerca de la vida, tiene muchos encuentros sexuales a lo largo de la serie con varias mujeres que posteriormente lo llevan a ser despedido de cada empleo, pero que cada una de estas relaciones llevan a nuestro protagonista a desarrollarse laboral y personalmente así como a crecer emocionalmente, en este caso las escenas eróticas son un punto de inflexión en la historia que van desarrollando al personaje principal así que está más que justificado.

Cuando una serie se enfoca en la relación entre dos personajes a menudo comete el pecado de hacer que el protagonista se vea envuelto en los mismos malentendidos una y otra vez con su interés amoroso sólo porque ha caído en los pechos de otra chica sin que en realidad pueda explicar nada, y cada que parece que hay un progreso en esta relación al siguiente capítulo simplemente se olvidan de lo sucedido y la fórmula se repite una y otra vez. Rakudai Kishi no Calvary me dio una buena sorpresa cuando los protagonistas se confiesan en el capítulo 4, avanzan emocional y sexualmente durante los siguientes capítulos para al final comprometerse en el capítulo 12, el fanservice se ejecutó de una manera que llevó a los personajes a tal desenlace en su relación y fue totalmente agradable, a comparación de Zero no Tsukaima en donde a pesar de todas las escenas que tiene Saito con Louise, y con todas las demás chicas de la serie, en 4 temporadas jamás se vió un avance significativo.

Está claro que el objetivo del fanservice es hacer que los personajes te parezcan atractivos, sin embargo lo que signifique atractivo quizás sea muy diferente para cada persona, no me parece atractivo que una chica sea acosada sexualmente por un tipo cada capítulo y que el tema se trate tan ligeramente como para olvidarlo a la siguiente toma, la gratificación sexual viene a expensas de la integridad física del personaje y la mayoría de las veces se siente bastante perturbador e incómodo.

En muchos casos los personajes se avergüenzan demasiado de su sexualidad, a veces queda por el tipo de personaje que representan pero la mayoría del tiempo en realidad sólo pasa porque sí, la intención de la mayoría de los animes Ecchi es hacerte pensar que los personajes son de alguna manera puros e inocentes a pesar de que siguen cayendo (sin intención alguna claro está) en los típicos escenarios eróticos y clichés de siempre.

Me parece infinitamente más atractivo un personaje que acepta su sexualidad abiertamente como Kanbaru Suruga ya que da pie a un personaje más creíble, el gag de Kanbaru es que siempre se le insinúa a Araragi hasta el punto de a veces estar desnuda frente a él, pero este no la tomará enserio nunca ya que lleva una relación estable con Senjougahara. Toda la relación entre Kanbaru y Araragi se siente natural, no es algo que tenga que ser forzado a que Araragi le caiga encima a Kanbaru para tener un tipo de tensión sexual.

En Panty & Stocking with Garterbelt, Panty es un personaje que se la pasa teniendo sexo con cualquier hombre que se le cruza y es una broma recurrente en la serie, es parte de su personaje y la serie lo maneja de manera tan natural que a veces hasta se te olvida.

Kuzu no Honkai se las arregla para hacer sentir que sus personajes estuvieron presentes en la clase de sexualidad de secundaria y por lo menos conocen algo del tema, no trata de enmascararlos con una falsa pureza y al mismo tiempo los logras sentir inocentes respecto al tema pero de una manera creíble ya que están dando sus primeros pasos hacia una vida sexualmente activa (algunos más que otros), tiene a sí mismo un buen manejo de escenas de sexo en donde se siente el peso y la responsabilidad que conlleva tener relaciones con alguien en vez de tratarlo como si fuera algo sin importancia.

Tener un buen diseño de personajes físicamente atractivos a veces puede hacer todo el trabajo pero si eso es lo único que tiene el show y quiere compensar su falta de todo lo demás con tetas cada vez más desproporcionadas  terminará hartando más temprano que tarde por lo que para mantener al espectador más interesado el show debe ponerse un poco más creativo.

Creatividad = Entretenimiento

Shoukugeki no Souma basa su fanservice en las reacciones sexuales que tiene la gente al probar comida, y aunque el anime bien podría existir sin este aspecto creo que estas escenas tan absurdas son parte del encanto y si se las quitaran tendríamos algo totalmente diferente.

 

Dagashi Kashi logra poner a sus personajes en situaciones totalmente eróticas sin necesidad de que sus personajes se toquen siquiera, sólo con el uso de dulces con formas altamente sugestivas, sale de lo convencional para mostrarte, sí, escenas eróticas pero con un grado de creatividad que estoy dispuesto a reconocer.

A pesar de todo lo dicho anteriormente también he disfrutado de alguna serie que si bien no cumple del todo con mis puntos anteriores la trama se me ha hecho lo suficientemente interesante como para seguir viendo el anime, Toaru Majutsu no Index tenía un buen setting de ciencia ficción con varios personajes agradables que hacían que valiera la pena ver todo, No Game no Life me presentó un gran mundo de fantasía y excelentes mecánicas en los juegos que lograban que pudiera ignorar la relación semi-incestuosa de Shiro y Sora y el constante acoso a Stephanie, a lo mejor TAMNI y NGNL no son muy creativos a la hora del fanservice pero hay un tipo de compensación a eso, a comparación con The Asterisk War que no hacía nada más que venderme Ecchi barato en una historia sin pies ni cabeza, creo que las otras series tienen su mérito por el simple hecho de tener algunas ideas interesantes, si son buenas o interesantes ya depende de los gustos de cada quien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s